Cúpulas bivalva

Debido a su forma y a la ranura de circulación de aire entre cúpula y zócalo, se evita la
condensación de agua, incluso en el caso de un rápido enfriamiento de la atmósfera exterior.

Cúpulas bivalva

Sin embargo, en circunstancias de alto grado de humedad ambiente, hay que disponer de una cúpula bivalva, para que su mayor aislamiento impida un enfriamiento excesivamente rápido, evitando, con garantía, el riesgo de formación de condensaciones en la cara interna de la cúpula.

Por eso es aconsejable el empleo de cúpulas bivalvas en locales provistos de aire acondicionado y siempre que se quiera cuidar el aislamiento térmico y acústico del edificio.